jueves, 14 de febrero de 2008

1. ANÁLISIS DE LA MITOLOGÍA - 1.2 Nacimiento



El texto: “Un hombre ofreció una serpiente al Sol y rogó por la salvación. Una mujer ofreció un junco al Sol y pidió alegría. Apiadado por la tristeza que dominaba la tierra, Dios nació de aquellas dos personas”.

Significado: Un día aparecen estas dos personas entre toda la locura que rodeaba al mundo (el hombre y la mujer – por analogía con “Adán” y “Eva”) quienes han visto al Ojo Observador en el Cielo: el Sol. Y la esperanza y compasión surgieron en sus almas. “Adán” y “Eva” creían en el poder del Sol (pues no había otra cosa en la que pudiesen confiar) y, deseando liberar a las otras personas del sufrimiento de existencia infinita, le pidieron al Sol a través de rituales que les ayudase. Estas personas ofrecieron una víctima al Sol: el hombre, rogando por la salvación, ofreció la Serpiente al Sol, y la mujer, pidiendo al Sol alegría, ofreció el Junco (¿probablemente, este “ritual” mítico metafóricamente describe el proceso de concepción del niño-dios por dos personas? Por ejemplo, en la cultura de algunas tribus indias de Sudamérica había ceremonias similares de “ofrecer la serpiente y fruta al Sol y al Cielo”, consistiendo en la copulación del hombre y la mujer que están participando en este ritual y concepción del niño en gloria a las deidades). ¿Pero de dónde podría saber la gente con certeza que el ritual funcionará? No podrían saberlo, -la gente simplemente creía en todas las almas… Y la fe humana posee la fuerza de funcionar milagrosamente. Y como resultado de estos rituales místicos el milagro ocurrió- el Dios ha sido dado a luz por “Adán” y “Eva”. Prestemos atención a una interesante formulación: “Sintiendo lastima por la tristeza que invadió la tierra, Dios nació de estas dos personas”, haciendo alusión que Dios se presentó por compasión a la tristeza de los humanos –de esta manera, podemos decir que el culto confiaba en que el Dios podría dar a luz sólo si sentía la tristeza de los humanos, sentirá que este mundo lo necesita- aquí podemos encontrar conexiones obvias con ideas del poder/energía de las emociones. Probablemente, ya te habrás dado cuenta que esta parte del mito está penetrada con motivos bíblicos de Adán y Eva. Sería aconsejable que prestes atención a la distinción básica –a diferencia de la doctrina Cristiana, en las doctrinas del culto se sabe que Dios no creó a las personas (sus almas inmortales), sino que la gente dio nacimiento al Dios. Le han dado nacimiento por su sufrimiento y fe en la salvación… Más simbólicamente, “al contrario de la Biblia”.

1 comentario:

Adrián Ruarte dijo...

Hola: Soy el autor de este blog. He decidido hacer una corrección de todo lo que ya está traducido y terminar con el resto del texto que falta traducir. Pueden seguirme en el siguiente blog: http://analizandosilenthill.blogspot.com.ar/