jueves, 14 de febrero de 2008

1. CONCEPTO - 1.19 Dios del mundo interno



Algo que está presente en todas las entregas es una extraña criatura, viviendo en los rincones más profundos del mundo subconsciente: Dios. Por supuesto, la naturaleza de este Dios cambia en cada ocasión. Posee la energía más grande del mundo subconsciente, pero su papel no debe ser sobrestimado; su origen es la misma que la de las otras criaturas: una manifestación de las ilusiones de las personas (“‘Dios’ es el resultado de las ilusiones de alguien al igual que las otras criaturas” – LM). Echemos un vistazo al Dios en los juegos:

a) Silent Hill 1: Dios de Alessa/Samael. El producto del odio de Alessa y de las creencias religiosas. Su dolor, odio y el deseo de morir fueron manifestados en la forma de un ángel de la muerte, el cual, apropiadamente, se supone que trae la muerte de todas las personas (a quienes Alessa odia) y liberar a Alessa del dolor de la vida. De esta manera, Dios refleja el lado destructivo de la personalidad de la niña, sus sentimientos más fuertes y deseos subconscientes, sirviendo como catalizadores a la creación de su propio mundo. Pero el punto sigue siendo que Dios es simplemente una construcción, creado por una mente humana.

b) Silent Hill 2: No hay un Dios particular por sí mismo aquí (lo cual puede ser parcialmente culpa de la naturaleza no religiosa de James). Pero las funciones de que se asemejan a un Dios son perfectamente servidas por Cabeza Piramidal. Como sabemos, James sufre de un abrumador sentimiento de culpa deseada para ser castigado (“Por eso te necesitaba… Necesitaba alguien que me castigase por mis pecados”) y Cabeza Piramidal es la perfecta manifestación de esta culpa subconsciente. En el mundo subconsciente de James, él lo ataca, mata a Maria y le planta la dolorosa verdad en la cara de James. En dos palabras, el Dios del mundo de James es el mismo James, particularmente, el lado destructivo de su personalidad. Otra creación que podría ser llamada un Dios es “Mary”: el jefe final. Una reflexión de los sentimientos confundidos de James hacia la muerte de Mary, tomando la forma retorcida de una víctima de ensartamiento boca abajo.

c) Silent Hill 3: El Dios de Alessa/Claudia. Debido al poder de las creencias de Alessa, la naturaleza del Dios permanece intacta, pero su imagen cambia, debido a la combinación entre los sentimientos subconscientes de Alessa y las ilusiones, deseos y recuerdos de Claudia. El Dios es ahora una especie de cruza entre el Demonio original de SH 1 y Alessa. Porta el rostro de esta última (debido a que Claudia cree que el Dios debería lucir como ella) pero si echas una ojeada con detenimiento a su cuerpo, notarás que es el de Samael (porque Claudia implantó el alma de Alessa dentro de ella misma y el Dios era una creación de la mente de Alessa).

d) Silent Hill 4: The Room: El feto. Un huérfano llamado Walter Sullivan no podía lidiar con la realidad que lo rodeaba. Él necesitaba el apoyo, cuidado y amor que no recibió en su niñez. Quiso que alguien lo amara, para esconderse del terrible mundo. Y entonces él la creó: la Madre. Su mundo subconsciente refleja que - el mundo exterior es representado como algo horrible (el mundo subterráneo, la prisión acuática, ya sabes) está lleno de miedo y odio (“él seguía lleno de rencor y resentimiento hacia el resto del mundo” – Joseph Schreiber) y el centro de ese mundo es South Ashfield Heights (visto como un enorme organismo viviente) y especialmente la habitación 302 como su Madre (y al mismo tiempo su útero), donde Dios (el feto) reside. Básicamente, es una representación del deseo de Walter de estar a salvo en el útero de una cariñosa madre.

Como podemos ver, “Dios” es la manifestación de los deseos más fuertes de una persona en su propio mundo subconsciente. Siendo la representación del sentimiento más fuerte que hay, sólo consigue hacerse más fuerte si ese sentimiento crece (es por eso que Dahlia Gillespie y Claudia Wolf nutrieron sus respectivos Dioses alimentando los sentimientos de odio y sufrimiento de las ‘madres’). Y como se vuelve más fuerte, el mundo en el que reside también gana una influencia más fuerte, afectando más y más a la gente. El comic Dying Inside tiene una frase interesante: “Dios es Bueno, TÚ eres Malo”, por ejemplo, es posible crear un paraíso usando un Dios interno, pero sólo si el mundo interno es la perfecta imagen de ese paraíso. Sólo que la gente nunca es perfecta. “TÚ eres malo”. Cuando Heather le pregunta a Vincent: “¿‘Dios’? ¿Estás seguro que no quieres decir ‘Diablo’? Él responde “Como lo prefieras” sólo para asustarla. Mientras que Dios es el producto de la misma energía en cada entrega, es estrictamente subjetiva. Puede ser Dios o Diablo, porque sólo refleja la naturaleza de la persona que lo creó.

5 comentarios:

kamdou dijo...

Muy interesante sitio que me parece rico, agradable y organizado!
Honor para mí si incluirlo en mi "Multilingue" topliste Panorama
http://everyoneweb.fr/topliste

Mejor continuación!
Atentamente Sincerrely! Kamdou

Adrián dijo...

Con mucho gusto, ya lo incluí en tu sitio. Agradezco mucho tu gesto. :)

Un saludo.

Anónimo dijo...

Interesante punto, no hay tal dios, es como decias antes los deseos de la gente crean esta energia, en resumen el pueblo esta maldito y el culto no tiene control sobre esto.

Anónimo dijo...

cada quien es su dios y diablo ala bes

Anónimo dijo...

y ya hay un analisis para el silent hill homecoming y origins, sobre todo en origins quen o tengo ni idea de quien puede ser "dios".

interesante el blog