domingo, 10 de febrero de 2008

1. CONCEPTO - 1.3 El mundo del subconsciente



Algunos filósofos dicen que “todo hombre es un mundo entero”, enfatizando la profundidad y diversidad del mundo espiritual de cada persona. De acuerdo con las ideas de SH, existe un mundo subconsciente en cada uno de nosotros. Este mundo está hecho de nuestros recuerdos y conceptos del mundo real mezclados con nuestros pensamientos, fantasías y sentimientos. El mundo subconsciente puede perfectamente reflejar los miedos, esperanzas y creencias de su “creador”.

Lógicamente, algunas personas (especialmente aquellas con una gran imaginación) tienen mundos subconscientes más grandes y detallados, llenos de imágenes extrañas. El de otros está menos detallado (lo que no significa que no exista). Si tienen problemas para entender esto, intenten imaginar que están dentro del subconsciente de una persona. Tenemos lo que podríamos definir como un país de recuerdos borrosos, luego, un estado de fantasías delirantes, habitado por nuestros miedos más grandes, luego, un pequeño pueblo de imágenes, y todo ello forma el mundo de nuestro subconsciente, por el que podemos viajar y disfrutar de las... vistas. Y el “Dios” de ese mundo es la misma persona. La composición y contenido de este mundo dependen completamente de la personalidad y condiciones psíquicas del “creador” (el mundo de cada persona es completamente único). Puede ser un paraíso, pero también tiene todo el potencial para convertirse en un infierno. Todo depende de los valores morales de la persona, de cómo ve el mundo, sus deseos, etc.

Es lógico pensar que, si los sentimientos y los pensamientos tienen “poder” y “energía psíquica” por separado, el mundo del subconsciente también debe tener dicho poder, siendo capaz de afectar al mundo real y a la gente de su alrededor. En consecuencia, tras la muerte de su “creador”, el mundo del subconsciente debe ser capaz de seguir existiendo como un residuo de energía psíquica en un sitio en particular (en este caso, Silent Hill), siendo algo así como un mundo paralelo (aunque esa no sea una buena analogía) en la frontera, donde se mezclan realidad e irrealidad (“después de todo, no hay ningún muro entre “aquí” y “allí”. Yace en los bordes donde realidad e irrealidad se confunden. Este es un sitio cercano y lejano a la vez”) esta es la explicación del mundo del subconsciente según un doctor del hospital Brookhaven. El hecho de que un mundo como éste pueda realmente constituir una realidad diferente nos lleva a adoptar el término usado en Lost Memories: “Otro mundo”.

Para tratar de comprender el concepto un poco mejor, pongamos un ejemplo práctico del SH4: el mundo del subconsciente de un Walter Sullivan, que consiste en sus recuerdos y retorcidas fantasías, continúa existiendo en un apartamento, influenciando y atrayendo a los otros inquilinos. La inestabilidad mental del “creador” de ese mundo lleva a la naturaleza caótica y confusa de su mundo (“si la mente del sujeto está en estado de confusión, el estado del “otro mundo” será también caótico” - LM).

3 comentarios:

Andreu Romero dijo...

Ajá (sigo leyendo cada post poco a poco).

Monse J Cayuela dijo...

puedes mencionarme alguna fuente que sustente esta hipotesis de "residuos" psicologicos???? gracias!!! y muy buen blog!!!

Adrián Ruarte dijo...

Hola: Soy el autor de este blog. He decidido hacer una corrección de todo lo que ya está traducido y terminar con el resto del texto que falta traducir. Pueden seguirme en el siguiente blog: http://analizandosilenthill.blogspot.com.ar/